Acueducto desde el río Colorado

 In Prensa

La provincia logró su financiación

Finalmente, luego de casi una década de idas y vueltas, de anuncios jamás cumplidos y compromisos postergados, todo parece indicar que la construcción de un acueducto entre el río Colorado y Bahía Blanca, podría comenzar el año próximo.

Así lo hizo saber ayer ante varios medios locales Iván Budassi, titular de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), quien anunció que el gobierno bonaerense logró un acuerdo con la Corporación Andina de Fomento para que esta entidad con sede en Caracas, Venezuela, aporte 150 millones de dólares (a devolver en 12 años), mientras que los gobiernos nacional y provincial sumarán en conjunto otros 34 millones de dólares.

Budassi dijo que si la Legislatura aprueba dicho endeudamiento durante la sesión del 5 de diciembre próximo, en febrero/marzo se podrá licitar la obra y a mediados de 2015 ya podría estar en marcha.

“Necesitamos, sobre todo, que el Frente Renovador brinde su apoyo para un proyecto que es compartido por todos”, argumentó Budassi.

El proyecto destinado a la ejecución de un acueducto de 120 kilómetros, con una planta potabilizadora en Pedro Luro, servirá para abastecer a las ciudades de Bahía Blanca y Punta Alta, así como a una docena de localidades del partidos de Villarino.

Las palabras de Budassi no dejan de ser una excelente novedad a nivel local, sobre todo porque se trata de una obra que fue incluida durante cuatro años consecutivos en el presupuesto provincial, sin que se hubiera registrado avance alguno.

Un primer indicio del acuerdo anunciado ayer con las Corporación de Fomento Andina ya había sido adelantado en agosto pasado por el ministro de Infraestructura bonaerense,

Alejandro Arlía al adelantar que desde el gobierno de Daniel Scioli se estaba cada vez más cerca de dar respuesta a una de las demandas históricas que tiene la provincia de Buenos Aires.

La inversión, de 180 millones de dólares, incluirá un acueducto troncal y varios ramales, los cuales se alimentarán desde el Colorado.

En el río la estación de toma bombeará el agua cruda a través de una tubería de impulsión hasta la planta potabilizadora ubicada a 1,5 kilómetros de distancia.

Allí, en la localidad de Pedro Luro, se potabilizará el agua y desde esa ubicación se impulsará desde las estaciones de bombeo hasta el centro de distribución en Bahía Blanca mediante el acueducto troncal que tendrá una longitud aproximada de 120 kilómetros

Fuente: La Nueva.

14 de noviembre de 2014

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search