Comentario

 In Prensa

Dos proyectos muy esperados

LA REANUDACION de las obras de recambio de las tomas sobre el río Colorado y la construcción de varios puentes ponen un tono positivo a la realidad actual del valle bonaerense.

POSITIVO PORQUE esa región viene soportando los efectos de la crisis hídrica más importante en varias décadas en toda la cuenca, con consecuencias perjudiciales que se van acentuando a medida que pasan los días.

Y ESTE último período no ha escapado a esa tendencia, que se inició hace siete ciclos y que, hoy por hoy, nadie sabe hasta qué momento se habrá de prolongar, creando una cuota inmensa de incertidumbre no sólo para los productores asentados en la zona de Corfo Río Colorado sino a toda la economía que allí se genera.

PUES BIEN, en los últimos días acaba de firmarse en la sede de Pedro Luro el acuerdo entre organismos públicos y la empresa mendocina Ceosa S.A., para la continuidad de los proyectos en su momentos licitados y adjudicados, por un valor, inicial, de alrededor de 30 millones de pesos.

MUCHO HA tenido que ver en todo estos la decisión de la provincia de Buenos Aires, de llevar a cabo los emprendimientos, así como el Prosap, que ha prestado un decidido apoyo para conseguir la financiación imprescindible, a través del Banco Interamericano de Desarrollo.

ESPECIFICAMENTE, SE ha previsto el recambio de las tres compuertas existentes en el nacimiento de los canales principales de riego, a partir del cauce del río Colorado.

UNA OBRA sumamente necesaria, no sólo porque esas estructuras prácticamente se hallaban al límite de su vida útil, sino porque se permitirá la incorporación de tecnología acorde con los tiempos que corren.

LA OTRA porción del proyecto comprende la reconstrucción y construcción de una veintena de puentes sobre esos canales principales, permitiendo un mejor tránsito entre ambos laterales a los productores y toda la comunidad allí afincada.

LAS TAREAS han sido divididas en dos partes, teniendo en cuenta que será necesario aprovechar los meses en los que el riego se interrumpe (entre mayo y agosto), de manera que a las acciones a emprenderse ahora sucederán otras de características parecidas el año venidero.

ES CIERTO que queda mucho por hacer para continuar optimizando el valle bonaerense del río Colorado, como, por ejemplo, incorporar el sistema de telemetría, lo que se emprendería en poco tiempo más. De todas formas, el reciente paso dado es importante para otorgar una cuota de optimismo en medio de la profunda crisis hídrica existente.

Comentario editorial del diario La Nueva

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search