CUANDO LA TECNOLOGIA VA DE LA MANO DEL RIEGO

 In Prensa

 

Los desafíos en la agricultura moderna hacen que se deba recurrir con mayor frecuencia al monitoreo constante de diversas variables ya sea climáticas, edáficas y de manejo, el riego no escapa a esta necesidad.

En la actualidad, con la necesidad de producir más con el menor uso de agua posible, el riego presurizado ha tomado un rol importante en los costos de producción de la agricultura bajo regadío, sobre todo en lo que respecta a los costos variables, los cuales están relacionados directamente al consumo de energía.

Dentro de los sistemas presurizados de mayor difusión en la zona del valle bonaerense del río Colorado los equipos más difundidos son los de pivot central, aspersión fija y goteo, siendo estos dos últimos los más utilizados para la producción de cebolla. Estos sistemas han sido cada vez mas adoptados por parte de los productores debido a la creciente escases del agua que ha atravesado la cuenca del río Colorado y en busca de mayor calidad de los productos a comercializar.

Dependiendo del tipo de equipo a utilizar, el diseño del mismo, la superficie a regar y el criterio de riego durante la campaña, los costos de energía necesarios para llevar adelante un cultivo de cebolla varían entre los 700 y 1.000 dólares por hectárea, en la zona del Valle Bonaerense del Río Colorado.

Por estas razones es importante saber cuándo y cuánto regar, con el objetivo de ahorrar la mayor cantidad de agua posible y suministrarla en los momentos más oportunos, lo que se traduce en un menor costo energético. Para poder contar con esta información existen diferentes posibilidades para evaluar el contenido de humedad del suelo, las sondas de capacitancia son una de ellas.

Desde el año 2013, Corfo Río Colorado en conjunto y la Cooperadora del campo piloto, se viene evaluando estas tecnologías que permiten monitorear en tiempo real la humedad del suelo a través de un proyecto financiado por el “ Derecho de comercialización de productos frutihortícolas”.

Con la información que nos brindan las sondas es posible tomar decisiones en cuanto al momento óptimo de riego y la cantidad de agua que el cultivo demanda en función de la época del año y el estadio fenológico en el que se encuentra el cultivo.

Algunos de los benéficos que podemos citar en la implementación de las sondas son:

* Aumento de rendimiento y calidad del cultivo.

* Ahorro de agua al regar solo cuando y cuanto sea necesario.

* Ahorro energético al regar eficientemente.

* Reducción del lavado de fertilizantes, con su consecuente ahorro.

* Evitar el exceso de riego y el estrés.

* Reducción de la contaminación de aguas subterráneas y de superficie (nitratos).

* Reducción del desgaste y mantenimiento de los equipos de riego.

Para mayor información comunicase, con el área de desarrollo de Corfo Río Colorado con e-mail: riego@corforiocolorado.gov.ar

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search

Abrir chat
Hola, 👋
¿En que podemos ayudarte?