Ensayo de Híbridos de maíz 2018

 In Agricultura, Informes Técnicos, Noticias

Durante la campaña 2017-2018 se evaluaron en el Campo Piloto de CORFO Río Colorado
ocho híbridos de maíz con el objetivo de cuantificar el desempeño productivo de los
mismos.
Los materiales se sembraron el día 26 de octubre del 2017 sobre un rastrojo de trigo
utilizando una sembradora Erca de placa con una densidad objetivo de 80000 pl/ha. En la
línea de siembra se incorporó un fertilizante fosforado (18-46-0) a razón de 100 kg/ha.
Los materiales evaluados fueron los siguientes:
-Nidera: Ax 7822, Ax 7761, Ax 7784
– Syngenta: Sy 875
-Dekalb: Dk 7310, Dk 7210
-Pioneer: P 1815, P 2109

 

 

 

 

 

 

Durante la siembra del ensayo, se seleccionó la placa correspondiente según el calibre de
cada híbrido, y se regularon los enrasadores y gatillos cada vez que se cambió de material.
La diferencia entre la densidad objetivo y la densidad lograda, radica en la heterogeneidad
de los calibres de algunas de las semillas (muestras para ensayo), y en el número limitado
de placas con la que cuenta la sembradora (tres juegos de placas de diferente calibre). Si
bien las diferencias entre las densidades de plantas logradas no son significativas,
podemos observar una variación de un 10% de plantas entre los híbridos con mayor y con
los de menor densidad, dato que vamos a estar relacionando al momento de analizar los
rendimientos.
Los híbridos en estas densidades de siembra no presentaron una prolificidad acentuada, la
misma fue muy baja a nula para todos los casos. Se pudo observar que P1815 y Dk 7310
presentaron mayor prolificidad, lo cual podría expresarse, aún más en menores
densidades de siembra.

La fertilización nitrogenada (46-0-0) se realizó en dos estadios fenológicos; en V4
incorporando 200 kg/ha con un doble disco entre las líneas de siembra y en V7 con un
fertilizador tipo cono (voleo) usando la misma dosis. El día 20 de diciembre se realizó un
tratamiento rescate debido a las bajas temperaturas registradas el 24 de noviembre
(temperatura 0.5°C, duración 3 horas) el cual ocasionó un estado clorótico y un retraso en
el crecimiento de los híbridos.
En cuanto a los controles químicos de malezas, se llevaron a cabo dos; el primero 20 días
antes de la siembra y otra en V5, resultando en ambos casos muy satisfactorios.
Durante el ciclo del cultivo se realizaron cinco riegos y en esta oportunidad se pudo
prescindir del riego presiembra ya que el lote contaba con la humedad suficiente, en gran
medida debido a las precipitaciones de agosto y septiembre, que aportaron un total de
85.2 mm, y también al gran volumen de cobertura de trigo que permitió conservar dicha
humedad más eficientemente. Los primeros riegos fueron posteriores a cada fertilización
nitrogenada y los subsiguientes se realizaron en el periodo de mayor demanda
atmosférica y el último durante el llenado de grano, contabilizándose un total de 800
milímetros (lamina neta). Cabe resaltar que todos los riegos que se realizaron en el cultivo
fueron utilizando altos caudales mediante el uso de sifones de 3´´, concentrando toda el
agua en un solo tablón y llegando a utilizar caudales unitarios de 8 lt/m de melga, lo que
permitió lograr riegos más rápidos y láminas más uniformes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El total de agua de las lluvias y los riegos que recibió el maíz fue de: 965,6 milímetros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los híbridos que mejor desempeño tuvieron fueron Sy 875 y Dk 7310 con excelentes
rendimientos, seguidos por Ax 7784 y Ax 7761, casi una tonelada por debajo de Sy 875. Los
materiales P 1815 y Dk 7210 rindieron una tonelada menos que Ax 7784 y Ax 7761 y, por último, P
2109 y Ax 7822 con los rendimientos más bajos. Cabe aclarar que el sector donde fue sembrado el
Ax 7822 constituye el borde de la parcela y el sector más alto del lote, lo que dificulta la
distribución del agua de riego. Un problema similar con la distribución del agua por cambio de
parcela, pero sin efecto borde, sucedió con el P 1815 que se encontraba en el otro extremo del
lote.
Un aspecto muy importante a tener en cuenta es la humedad a cosecha, donde se observó que los
híbridos que se adaptaron de manera significativa a las condiciones de la zona en cuanto a la
velocidad de secado para siembras tempranas fueron los Pionner, seguidos por Sy 875 y Dk 7310,
y, por último, los más húmedos a cosecha fueron Dk 7210, Ax 7784, Ax 7822 y Ax 7761.

 

 

 

 

 

 

Otro componente que nos ayuda a evaluar la performance productiva de cada híbrido es la
densidad de plantas logradas. Cada híbrido reaccionó de manera diferente en función del stand de
plantas alcanzado. Por ejemplo, para los híbridos Sy 875, Ax 7761 y Ax 7784 a mayores densidades

el rendimiento se vio favorecido. Para el caso de Dk 7310 el stand de 80 mil plantas parece ser el
indicado, mientras que no tanto para Dk 7210, P 1815 y P 2109, cabe esperar mejoras en sus
rendimientos a diferentes densidades, se propone explorar el rango de densidades para conocer
mejor su comportamiento. Para el caso de Ax 7822 (material que ya se ha evaluado en el campo)
consideramos que la densidad debería ser menor a las 80000 plantas, rondando las 70 mil.

 

 

 

 

 

 

 

El parámetro en número de granos por espiga se obtiene de multiplicar el número de
granos/hilera por el número de hileras/espiga. En este aspecto se destaca de manera significativa
Sy 875, le siguen los híbridos Dk7210, Ax 7822 y P1815 sin presentar diferencias significativas
entre ellos y, por último, el resto de los materiales. El otro parámetro importante en la
conformación del rendimiento, es el peso de mil semillas, donde se destacan con diferencias
significativas Dk 7210 y Ax 7784 respecto al resto de los materiales.
A partir del número de granos y el peso de las semillas se obtiene el peso de la espiga donde los
híbridos se separan en dos grupos con diferencias significativas: los de mayor peso están
encabezados por Dk 7210, P1815, Ax7784, Ax 7822 y Sy 875, y los de menor peso de la espiga, en
el segundo grupo, por: Ax 7761, P2109 y Dk7310.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalmente podemos concluir, que existen diversas posibilidades al momento de elegir un híbrido
de maiz, dicha elección deberá relacionarse con el planteo productivo del establecimiento y
complementar con el nivel de tecnología a aplicada, los insumos disponibles y el destino final del
cultivo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ing. Agr. Juan Andrés de Beistegui
Cel: 0291-154732334
6/9/2018

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search

Abrir chat
Hola, 👋
¿En que podemos ayudarte?