FALTA A UNOS LO QUE SOBRA A OTROS

 In Prensa

Llama la atención que no exista aún, en nuestro país, una toma de conciencia concreta acerca de la crisis hídrica.

y no es necesario, al menos para quienes vivimos en estas latitudes, ir muy lejos para darnos cuenta de que, en esta época, la tendencia marca que el recurso agua será cada vez más escaso.

un ejemplo muy claro es el Colorado, uno de los ríos más importantes de la Patagonia, que viene soportando las consecuencias de siete períodos secos o extrasecos en materia de nevadas en la zona de sus nacientes, un hecho con pocos antecedentes en las últimas décadas.

a tal punto se ha llegado que el único dique regulador que posee, Casa de Piedra, hoy acumula volúmenes que han ido decreciendo inexorablemente, al punto de hallarse en condiciones similares a las de los años 90, cuando, tras la terminación de la obra, comenzó la formación del lago.

y que, por tal razón, ha llevado al extremo de manejar con sumo cuidado los caudales, como la única forma de mantener en producción, aunque con resultados menores, las áreas bajo riego, en especial el valle bonaerense que se forma casi en la desembocadura, en áreas de los distritos de Villarino y Patagones.

no es reciente la idea de proyectar un trasvase de aguas desde el río Negro, como una forma de trasladar al río Colorado una cuota que, seguramente, no le ocasionaría grandes problemas al primero.

PRUEBA DE esto es que en las últimas horas, y por la necesidad de producir más energía en las represas que regulan al Negro, aumentaron las erogaciones, al punto de que hoy terminan desaguando en el Océano Atlántico más de 1.000 metros cúbicos por segundo.

NO SE puede ignorar que estas obras demandan mucho tiempo entre proyectos, búsqueda de recursos y realización. No obstante, si no se inician acciones concretas, se irán postergando en el tiempo, en tanto sigamos desperdiciando nada menos que el agua dulce que la humanidad desea y los argentinos ya necesitamos.

¿no habra llegado, por tanto, la hora de que desde los distintos planos, nacionales y provinciales, entre otros, comencemos a darnos cuenta de que estamos dilapidando un recurso no renovable?

LO QUE no haga esta generación de dirigentes gubernamentales lo habrán de padecer, seguramente, las próximas. No pretendemos hablar de estadistas. Solo de que cumplan con la responsabilidad que les corresponde.


Fuente: La Nueva Provincia

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search

Abrir chat
Hola, 👋
¿En que podemos ayudarte?