Importantes Pérdidas Por La Crisis Del Agua En La Región De Corfo

 In Prensa

cebolla

La menor producción conseguida en el último ciclo derivó en una caída de casi 374 millones.

Por David Roldán / droldan@lanueva.com

Pérdidas que se estiman en unos 374 millones de pesos originó la última crisis hídrica del río Colorado en el valle bonaerense administrado por Corfo.

La estimación surge de un informe elaborado por este organismo en conjunto con la estación experimental del INTA de Hilario Ascasubi y al que tuvo acceso este diario.

El trabajo se realizó en respuesta a un pedido de varias instituciones de la región del valle, interesadas en estimar los impactos de la reducción de la dotación de agua que recibió la zona y con la intención de proponer acciones que mitiguen esta situación.

Se reconoció que la situación actual de la cuenca del Colorado es compleja, debido a que la escasa cantidad de precipitaciones níveas en las nacientes ha provocado un descenso significativo de las reservas en el embalse Casa de Piedra, lo que determinó una reducción importante del agua derivada para el riego en las últimas campañas productivas.

En función de esta realidad es verdad que, coordinados por Corfo, los productores adoptaron medidas para hacer más eficiente el uso del agua de riego.

También es verdad que restringieron la superficie sembrada con cultivos bajo riego y en la mayoría de los casos disminuyeron la cantidad de riegos.

Se destacó en el informe, a su vez, que esta menor cantidad de caudales disponibles presenta una complejidad adicional, dada por el aumento del tenor salino.

En épocas de riego, se subrayó, se registraron valores entre 1,5 y 1,6 dS/m, lo que también implicó, de por sí, una pérdida económica en la producción.

Recordemos que el valle bonaerense del Colorado tiene, según acuerdo del Coirco, un determinado cupo de agua para riego, valor que en los últimos años se utilizaba en su totalidad.

No obstante, desde que comenzó la restricción de agua, en la región se hicieron ajustes, mediante cortes y disminución de los caudales erogados desde el dique y por un uso más eficiente del recurso por los consorcios y los productores.

Cuando nos remitimos a los números por rubro, en general, se advierte una caída de las hectáreas ocupadas.

Si hablamos de cebolla, específicamente, el espacio ocupado fue prácticamente similar al de la campaña anterior, aunque, como se ha venido informando, se ha dificultado seriamente la colocación del producto, lo que terminará empobreciendo los resultados de esta campaña, en especial porque Brasil, principal demandante, ha tenido mucha producción este año.

Las bajas registradas por producto fueron estas:

* Cebolla, 152.384.100 pesos, 18 por ciento menos.

* Maíz, 16.803.800, 18 por ciento menos.

*Girasol semilla, 32.056.960, un 20 por ciento menos.

* Girasol, 10.411.160 pesos, 60 por ciento menos.

* Zapallo, 42.371.000, 73 por ciento menos.

* Semillas forrajeras, 20.950.800 pesos, 25 por ciento menos.

* Trigo regado, 30.468.375 pesos, 38 por ciento menos.

* Carne, 46.441.640, 26 por ciento menos.

* Tambo, 14.691.250 pesos, 21 por ciento menos.

Un dato no menor es cómo se ha ido perdiendo superficie regada en los últimos ciclos.

Por caso, en 2010/11 había 140.229 hectáreas ocupadas, en tanto en 2012/13 se cayó a 113.703, valor que bajó aun más en el ciclo que concluye.

Queda por ver qué puede ocurrir de aquí en más. Dependerá del agua disponible.

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search