“ME VOY, AUNQUE CON MUCHAS GANAS DE QUEDARME”

 In Destacados, Noticias

La experiencia de un pasante en la zona de riego.

 

La media mañana del miércoles 31 de enero ya mostraba los signos de un verano que ha sido muy tórrido en el valle bonaerense del río Colorado.

Por supuesto que también era la característica climática  en el campo piloto de Corfo, en proximidades de Hilario Ascasubi.

Sin embargo, ni el fuerte sol, ni el calor creciente, ni el viento eran un obstáculo para que se llevara a cabo un trabajo intenso en la manga, donde se caravaneaban los terneros, se los pesaba y se los devolvía al corral.

Y junto con la gente del campo piloto y del área de Desarrollo de la Corporación, encabezados por la ingeniera Ursula García Lorenzana, sumaba su aporte con total concentración Tomás María De Larminat.

No parecía ser su último día de un mes de enero que lo tuvo como pasante en el valle donde observó con especial cuidado todas las actividades que se realizan.

Más bien, el primero por su actitud.

Tomás, de 24 años, eligió permanecer en el valle, porque le pareció más interesante que elaborar una tesis.

Estaba interesado en tener una noción a nivel productivo y observar cómo se trabaja aquí, tratando de sumar experiencia para el día en que deba regresar a la parcela que, bajo riego, tiene su padre, Nicolás María De Larminat.

–Tomás, ¿qué concepto tenías antes de esta zona y cuál elaboraste ahora?

–Me cambió la forma de ver la ganadería en función del manejo de las pasturas y comprobé todo lo que produce un campo bajo riego que es diferente a un campo de secano donde me crié y donde la gran limitante son las lluvias, que suelen ser escasas.

“De todas formas, es real que hay que estar muy encima de los animales. El secano es más pasivo. La yerra, la vacunación y un poco más”, acotó.

–Esta experiencia servirá para colaborar con tu padre, seguramente…

–Por supuesto. La idea es volver al campo y ayudar a mi padre, explotando el sector bajo riego al máximo. La parcela está lejos del pueblo por lo que falta personal y creo que le podré dar una buena mano.

–¿Cómo ves a la zona de riego?

–Muy poca gente la conoce. El potencial es grandísimo y está muy bien manejada.

–¿Qué desconocías de esta zona que ahora te sorprendió?

–Me sorprendió cómo se maneja el riego. Como tantos, pensé que era cuestión de largar el agua y esperar. Es todo lo contrario.

–¿Qué es lo que viene en tu estudio?

–Estoy en el quinto año de la carrera de ingeniero agrónomo en la Universidad de Buenos Aires. Estimo terminar en poco tiempo más. Tengo ganas de sumar experiencia en otra zona y en un par de años volver a trabajar con mi padre.

–¿Cómo pasaste este mes en la zona?

–La pasé muy bien. Me sentí muy acompañado por los ingenieros y toda la gente que trabaja en el campo piloto, en las intendencias y en el resto de las dependencias de Corfo. Toda pregunta tuvo una buena explicación. Aprendí muchísimo. Debo admitir que me voy, aunque con muchas ganas de quedarme…

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search