Perspectivas para la próxima temporada de riego

 In Destacados

 

Estamos entrando al último mes de la presente campaña de riego y es el momento para hacer un análisis de la situación y ver las perspectivas para la temporada 2016/17, que seguramente se verá marcada por la recuperación de la superficie sembrada y regada de cultivos de fina y gruesa y también de las pasturas para ganadería. La superficie de cebolla es una variable aparte que depende de muchos factores pero que se estima no tendrá muchas variaciones con respecto a los últimos años.

 

En la Cuenca del río Colorado hay que separar dos partes, aguas arriba del dique Casa de Piedra (río no regulado) y aguas abajo del embalse, que es el tramo del río regulado. En el primer tramo, el área regada va creciendo año a año aunque a un índice relativamente bajo, no hay grandes problemáticas de riego ya que toman los caudales necesarios para cubrir su demanda y aún están por debajo de los cupos que les corresponde. Para el tramo del río regulado, del cual somos parte, es importante ver no solo la demanda sino la oferta hídrica. En estos momentos nuestra reserva de agua en el embalse Casa de Piedra está un metro y medio más arriba que el año pasado a esta misma fecha, es decir bastante mejor que al finalizar la temporada de riego anterior y si los pronósticos de caudales en Buta Ranquil se cumplen para los próximos cuatro meses, al comenzar la próxima campaña de riego (1º de agosto de 2016) vamos a estar unos dos metros más alto que el 1º de agosto del año pasado (esto es lo que ganamos por haber tenido más nieve en el invierno y por haber derivado poca agua para riego gracias a las lluvias ocurridas en nuestra zona en estas últimas dos campañas). A pesar de esta mejora todavía estaremos tres metros más bajos que la cota ideal para comenzar la temporada que sería cota 280 metros.

 

Tabla 1: NIVEL DEL DIQUE CASA DE PIEDRA

 

EMBALSE CASA DE PIEDRA Cota (en metros)
Embalse al 1º agosto 2014 273,75
Embalse al 1º agosto 2015 275,00
Embalse al 1º agosto 2016 (estimado) 277,00
Embalse normal 280,00
Embalse lleno 283,00

 

 

En conclusión la situación está bastante mejor que el año pasado, mucho mejor que hace dos años pero todavía no es la ideal, por lo que se va a seguir manejando la cuenca en situación de crisis hídrica, esto es veda de riego de 90 días, caudal ecológico mínimo, inicio de la temporada de riego con derivaciones para las áreas de riego restringida hasta tener el pronóstico de escurrimiento (01/10/16). Es decir, aún dependemos de la cantidad de nieve del próximo invierno para saber cómo va a ser la temporada de riego que se inicia en agosto.

 

La salinidad ha ido descendiendo paulatinamente, en estos últimos dos años, a medida que la cantidad de agua de derrame del río ha ido aumentando, pero hoy aún estamos con  niveles de salinidad de un 20 % por encima del promedio histórico del río. Estos niveles continuarán bajando si se van normalizando los caudales del río. A pesar de los altos valores de salinidad del agua, el valle ha mantenido un balance salino favorable, es decir se ha continuado lavando más sales, que van al mar, que las que se aportaron con el agua de riego.

 

Tabla 2: SALINIDAD DEL AGUA DE RIEGO en CORFO Río Colorado

 

TEMPORADA DE RIEGO CE (mmhos/cm)
2013/14 1,58
2014/15 1.42
2015/16 1,24
Promedio Histórico 1,00

 

 

En cuanto a la generación hidroeléctrica se está generando, tanto en Casa de Piedra como en Salto Andersen, pero se hace en función de la demanda de riego, es decir la erogación del embalse se hace con los caudales que se necesitan para satisfacer la demanda del riego. La generación se corta con caudales inferiores a 45 m3/s, por eso dejan de generar en los meses de receso de riego, aunque este año se está analizando una alternativa intermedia de generar en algunas horas diarias y mantener el caudal de la veda de riego en valores cercanos a 20 m3/s.

 

 

 

Pedro Luro, 23 de Marzo de 2016.

GERENCIA TÉCNICA

CORFO RÍO COLORADO

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search