PORTEZUELO DEL VIENTO AGREGA OTRA AMENAZA PARA EL FUTURO

 In Destacados, Noticias

DAVID ROLDAN/La Nueva.

La intención ya expuesta de Mendoza de manejar la futura represa Portezuelo del Viento, proyectada sobre el río Grande, principal afluente del Colorado, constituye una amenaza para toda la cuenca.

Esto lo advirtieron Walter Cazenave y Jorge Tullio, de la Fundación Chadileuvú, quienes estuvieron presentes en la asamblea comunitaria que se realizó días atrás en Pedro Luro, para tratar el tema del Tapón de Alonso.

“La gente de acá (por el valle bonaerense) tiene que estar alerta. Es que el Tapón de Alonso, es una circunstancia que, de una u otra forma se va a solucionar, pero Portezuelo condicionará la vida del río (Colorado)”, advirtió Cazenave.

A juicio del pampeano, “hay que convencer a esta gente (por los mendocinos) para que abandonen esta postura rígida”.

Cazenave manifestó el temor de que, con Portezuelo, ocurra lo mismo que pasó con los demás diques construidos en territorio mendocino, que terminaron siendo manejados por las autoridades de esa provincia, lo que llevó a que La Pampa perdiera la posibilidad de tener un escurrimiento permanente de aguas a través del Atuel hacia el sur.

“Todas las veces que pudo, Mendoza priorizó sus intereses y no los de la cuenca”, aseguró.

Recordó que La Pampa sufrió cinco secciones del brazo del río (Atuel) hasta que todo quedó seco.

También puntualizó que en el censo nacional de 1905, General Alvear, en Mendoza, tenía 50 habitantes más que Santa Isabel, en La Pampa.

Hoy General Alvear posee unos 70 mil habitantes y Santa Isabel menos de 5 mil.

“Es una zona expulsora de gente. Porque no hay de qué vivir ni cómo vivir”, ilustró.

Cazenave afirmó que con un escurrimiento de 5 metros cúbicos por segundo, bien administrados, se podría romper el desierto.

“Es increíble que en el centro del país se haya fomentado un desierto”, dijo.

–¿Y qué podrían hacer ustedes con 5 metros cúbicos?

–En la estancia La Buena Fe, hace diez años, cuando el río corrió durante varios meses, se hizo alfalfa. Estimamos que podrían explotarse mil hectáreas para que la ganadería no sea solo cría, sino engorde.

“También se podrían recargar los acuíferos y, sobre todo, volvería a asentarse la gente”, comentó.

Sobre el conflicto por el Tapón de Alonso, Cazenave dijo que existen dos enfoques distintos.

“Por un lado, están los productores que defienden lo suyo y es lógico que lo hagan. Nosotros jamás podríamos promover algo que dañe la mayor área bajo riego del país”, dijo.

“Por otro, por primera vez se habla más en firme de crear un comité de cuenca, cuando estamos hablando de la cuenca mayor del país, más grande que la propia Italia”, dijo.

“Si Mendoza se empeñara, esto se podría arreglar. En esa provincia se riega muy mal, dicho por ellos mismos. De cada 100 litros de agua sólo aprovechan 22”, indicó.

“Si lo hicieran bien, podrían dejar 5 metros cúbicos para La Pampa y todo cambiaría en nuestra provincia”, acotó.

Recordó Cazenave que en 1860 se pensó en que el Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó, podría ser la salida al mar de los productos de Cuyo.

“Era cuando ese río era dos veces el Colorado. Hoy, por el mal manejo, quedó todo en la nada”, señaló.

Apuntó que le parecía altamente positiva la voz de Buenos Aires, con todo el peso que tiene, de hablar de un comité de cuenca, mientras Mendoza y San Juan “escuchan, pero no hablan”.

“Y se suma un elemento más, que las Naciones Unidas se haya pronunciado a favor de La Pampa en el conflicto con Mendoza”, afirmó Cazenave.

57dca47ab5195_large

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search