PORTEZUELO DEL VIENTO: ¿HABRA ACUERDO O SE APROXIMA EL LAUDO?

 In Noticias

DAVID ROLDAN/La Nueva.

 

La reunión a realizarse hoy, en Buenos Aires, puede resultar clave para el futuro de la presa Portezuelo del Viento, a levantarse sobre el río Grande, afluente principal del río Colorado.

Es que ha llegado el momento en el cual se advertirá si las cinco provincias involucradas en la cuenca se han puesto o no de acuerdo en aspectos fundamentales para otorgar el punto de partida a ese millonario proyecto.

Uno de ellos, central, es determinar quién se encargará de programar y llevar adelante el manejo (o control de manejo) de los caudales del dique en el período de llenado y en sus tiempos posteriores.

En forma reciente, en Bahía Blanca, tanto La Pampa como Río Negro, Buenos Aires y Neuquén rechazaron el programa que había presentado Mendoza que pretendía, en un primer momento, que el Departamento de Irrigación tuviese a su cargo esta tarea vital en la vida hídrica de la cuenca del Colorado.

Estas mismas cuatro provincias coincidieron en afirmar que sea el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) el organismo que determine las pautas para el llenado y posterior manejo de caudales en la represa sobre el río Grande.

“Lo que se pide es que se respete que la autoridad de aplicación de las normas es el Coirco. Que quede claro que Irrigación (de Mendoza) o el operador o quien sea luego tiene que someterse a las decisiones del Coirco, que debe ser quien maneje la presa”, remarcó, en las últimas horas, el secretario de Recursos Hídricos de La Pampa y delegado provincial ante el Coirco, Javier Schlegel.

“Nosotros consideramos que Coirco debe manejar la represa y decidir cómo se manejan las aguas de acuerdo con las necesidades de la cuenca”, sostuvo, por su parte, el ingeniero Marcos Aragón, gerente técnico de Corfo y delegado alterno de la provincia de Buenos Aires ante el mismo organismo.

“Nuestra postura es irrenunciable en el sentido de que Coirco sea la autoridad de aplicación de las normas de manejo de agua”, afirmó el ingeniero Fernando Curetti, titular del Departamento de Aguas de Río Negro.

Se pretende que, como primer punto, esta etapa garantice los consumos aguas abajo, sea para el uso humano como para mantener las áreas productivas, entre las cuales aparece el valle bonaerense administrado por Corfo, con unas 140 mil hectáreas regadas en estos tiempos.

A partir de la reunión realizada en Bahía Blanca, las provincias adquirieron el compromiso de hacer las correcciones que entendían necesarias. Mendoza debía volver a presentar una nueva propuesta, que será la que se analizará hoy, en dependencias de la subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, en Buenos Aires.

Las normas de operación de la presa constituyen el reglamento para la operación del embalse y son de vital importancia, pues quedarán para el futuro.

En la reunión del Consejo de Gobierno de Coirco del 23 de diciembre pasado, La Pampa se opuso a la construcción de Portezuelo del Viento y se estableció un plazo de 60 días hábiles para acercar posiciones y buscar la unanimidad.

En caso contrario, se pasará al laudo arbitral que lo debe ejercer el presidente de la Nación, ingeniero Mauricio Macri. Este plazo vence el 21 de marzo venidero.

Otro punto que condiciona la autorización para comenzar la construcción de la presa es la aprobación del impacto ambiental de la obra sobre toda la cuenca.

Hoy Mendoza presentará las bases y los plazos para la ejecución, documento que será analizado posteriormente.

¿Y el Tapón de Alonso?

Luego de la reunión de hoy del Coirco, se realizará otra en la que estarán los representantes de las ocho provincias por las que escurre el sistema del Desaguadero.

La idea es iniciar el trabajo de redacción de un estatuto y que esté acordado en 90 días.

Luego lo deberán aprobar los gobernadores y finalmente avalar las Legislaturas de cada provincia.

La Pampa ha anunciado su compromiso de volver a colocar las compuertas en el Tapón de Alonso una vez que los gobernadores aprueben la formación del comité.

En la actualidad el tapón no existe, aunque todo el sistema está prácticamente seco.

Días atrás señalábamos que apenas ingresaban 300 litros de agua a La Pampa desde Mendoza.

El 4 de febrero, en ocasión del 118 aniversario de Algarrobo del Aguila, su intendente Oscar Gatica habló del Atuel, advirtiendo que “lamentablemente, es un río que muere ante nuestros ojos”.

Ayer, el brazo que ingresa a La Pampa estaba prácticamente seco.

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search