“PORTEZUELO DEL VIENTO NO ES UN RIESGO PARA CORFO”

 In Destacados, Noticias

Referentes de Corfo Río Colorado salieron al cruce de un nuevo comunicado que emitió el gobierno pampeano para alertar sobre los graves perjuicios que la represa mendocina Portezuelo del Viento provocaría a la zona de riego que comparten Villarino y Patagones, así como al proyecto del acueducto desde el río Colorado.
“El dique bajo ningún concepto pondrá en riesgo el abastecimiento de agua a la zona de Corfo. Si yo tuviera aunque sea una sospecha de que algo así pudiera suceder, lo denunciaría de inmediato”, dijo a La Nueva. el ingeniero Marcos Aragón, gerente técnico de Corfo y representante de la provincia de Buenos Aires en Coirco (Comité Interjurisdiccional del Río Colorado).
“Hace 35 años que trabajo en Corfo, tengo campo en la zona y mi familia vive aquí. Si viera algún riesgo, sería el primero en dar la voz de alerta. En Corfo, de hecho, creemos que la obra será positiva para la cuenca”, añadió.

Días atrás el gobierno de La Pampa difundió un comunicado en el que denunció que el informe técnico que presentó Mendoza ante el Coirco, relativo a la construcción del embalse, tiene “graves inconsistencias”.
Juan Greco, representante alterno de La Pampa ante el organismo interprovincial, incluso aseguró que el dique será “catastrófico para los requerimientos aguas abajo”, especialmente para zona de Corfo Río Colorado.
Sin embargo, Aragón negó que esto vaya a suceder y aclaró que la postura del gobierno pampeano está basada en la idea de que el proyecto incluirá un trasvase del río Grande (sobre el cual se ejecutará Portezuelo del Viento) al Atuel, algo que al día de hoy -enfatizó- “no está bajo consideración”.
“Mendoza presentó días atrás más de 1.000 archivos al Coirco, entre los cuales incluyó el proyectos de 2008 y 2009 (que sí incluyen el trasvase). Sin embargo, en 2011 desistió de esta idea, como consta por nota oficial firmada por el entonces gobernador Celso Jaque”, recordó.

“En 2012 se generó un nuevo proyecto, que es sobre el cual se está trabajando ahora, y no habla de trasvase al Atuel. La Pampa, sin embargo, sigue insistiendo con un proyecto que no es el que Coirco autorizó a licitar”, añadió.
El ingeniero recordó que el proyecto de trasvase fue aprobado por las cinco provincias que conforman el comité en 1976, pero no está conectado al proyecto de Portezuelo del Viento.
“En este momento no se pueden mezclar las dos obras. Las provincias que estamos de acuerdo con la construcción de la represa, hoy, la propiciamos porque generará energía y regulará el recurso hídrico”, enfatizó.
“Ahora, si se quiere hablar de trasvase, habrá que generar una discusión distinta, un nuevo debate. Y quizá allí la posición de las provincias no sea igual a la que hoy tienen respecto de Portezuelo del Viento”, añadió.
Aragón incluso remarcó que, con las condiciones actuales de evaporación y pérdida de agua, no sería descabellado “rediscutir las condiciones para un trasvase” tal como fue ideado hace más de cuatro décadas.

Las razones de un respaldo

Al referirse a los motivos por los cuales Buenos Aires respalda el proyecto Portezuelo del Viento, Aragón dijo que la represa tendrá un rol clave de regulación del recurso.
“Hoy la cuenca no tiene la cantidad de diques que precisa para las zonas de riego con que cuenta. Hay poca regulación. Necesitamos más embalses para poder guardar el agua de los años muy buenos, a fin de utilizarla cuando vengan los años pobres”, dijo.
“Si no tuviéramos un dique como Casa de Piedra, en los últimos tres años no habríamos podido regar”, añadió, a modo de ejemplo.
Aragón enfatizó que la construcción de nuevos diques es clave para el desarrollo de nuevas zonas de riego en Río Negro, La Pampa y Buenos Aires.
“Si no se hace Portezuelo y algún otro dique más, no vamos a poder regar. Esto hay que entenderlo. Nosotros somos los últimos regantes de la cuenca, así que para nosotros es clave que en la cuenca haya embalses que nos permitan cuidar y guardar el agua”, explicó.

Aragón dijo que entiende que La Pampa y Mendoza están históricamente enfrentadas por cuestiones ligadas a los recursos hídricos, pero insistió en la necesidad de no alentar miedos en forma innecesaria.
“Los productores de la región están tranquilos, pero cuando surge un nuevo comunicado vuelven las dudas y las consultas. Estos son temas que hay que tratar con argumentos técnicos sólidos para evitar malentendidos”, concluyó

Fuente: La Nueva.

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search