PORTEZUELO DEL VIENTO: UN LENTO AVANCE

 In Destacados, Noticias

Portezuelo del Viento: un lento avance. Con el campo. La Nueva. Bahía Blanca

David Roldán / droldan@lanueva.com

La reunión de del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado en Bahía Blanca no permitió avanzar demasiado en las definiciones que resultan imprescindibles para que se den nuevos pasos para el proyecto Portezuelo del Viento, sobre el río Grande, principal afluente del Colorado.

Es que se analizó sólo uno de los dos puntos centrales que debían considerarse.

   Específicamente, se habló durante unas tres horas del proceso de primer llenado del dique.

Se coincidió, en general, que sea el Coirco el organismo que dicte las normas para esa operación que se concretará en función de las necesidades prioritarias de la cuenca (entre las que se destaca el uso del agua para consumo humano y riego, entre otras) y de los escurrimientos que existan en su momento.

En el cónclave, La Pampa volvió a efectuar objeciones a los considerandos de la resolución y esto se tradujo en la única postura negativa al momento de la votación.

En cambio estuvieron de acuerdo Buenos Aires, Río Negro, Neuquén y Mendoza.

En cuanto al tema del manejo posterior de los caudales no se trató, pues Mendoza no había incorporado a los textos las correcciones que habían hecho los representantes de Buenos Aires, Neuquén y Río Negro.

Se acordó una próxima reunión para el 4 de abril, en Buenos Aires, para analizar este último tema.

De haber acuerdos, en general, se llegaría a otra votación en la que, se estima, La Pampa volvería a repetir su posición negativa.

El paso siguiente establece que, con ambas votaciones, sea el Consejo de Gobierno (integrado por los cinco gobernadores y el ministro del Interior) el organismo que tome una determinación sobre llenado de la presa y manejo de caudales.

Si no hay acuerdo unánime, será el presidente Mauricio Macri quien deba laudar.

Tanto las normas de llenado como manejo de caudales son aspectos vitales para que se pueda licitar esta obra, que será la segunda reguladora de la cuenca del Colorado.

En cambio, para que se inicie la construcción, mediarán los estudios de impacto ambiental en la zona de la obra (que lo hará Mendoza) y en toda la cuenca (Coirco) y su correspondiente aprobación en el seno de este organismo.

Pese a este proceso a todas luces sinuoso, el gobierno nacional ya incluyo en el presupuesto 2017 unos 3. mil millones de pesos para continuar con los estudios de la presa.

 

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search