PRIMERAS NEVADAS IMPORTANTES EN LAS NACIENTES DEL RIO COLORADO

 In Noticias

Acaban de producirse la primeras nevadas de importancia en la región de las nacientes de los ríos Grande y Barrancas, principales afluentes del río Colorado.

El primero de esos fenómenos se originó el 29 de mayo pasado, al que siguió otro de si-milares características desde el jueves pasado (8), aunque la intensidad mayor se dio durante el fin de semana siguiente.

Ambas tormentas permitieron acumular, nada menos que 127 milímetros de nieve (equi-valente agua nieve) en la zona de Valle Hermoso, región de los orígenes del río Grande (principal aporte), lo que significa el 93 por ciento de la media anual para esta época del año (135 milímetros de equivalente agua nieve).

Las nevadas iniciales han vuelto a ser tardías este año con relación a los antecedentes históricos.

En la práctica, los dos fenómenos meteorológicos ocurridos representan un 18 por ciento del volumen de nieve que aporta un año medio.

La esperanza está puesta en la repetición de tormentas similares, de manera tal de con-seguir otros aportes importantes para la cuenca del río Colorado.

Sabido es que desde 2010 se han sucedido años de magros aportes. En 2016 se dio un pequeño repunte, aunque en 2017 se repitió un año pobre.

Las imágenes satelitales mostraban en las últimas horas una buena cobertura de nieve en toda la Alta Cuenca de los ríos Grande y Barrancas.

Más allá de la noticia alentadora, está claro que esta circunstancia no define lo que pueda ocurrir en el invierno que está a punto de iniciarse.

Sin embargo, se reconoce que es un buen inicio, tanto por los registros obtenidos en las estaciones nivológicas remotas, como por la cobertura constatada por la imagen satelital.

El prepronóstico de los escurrimientos habrá de tenerse el 15 de septiembre próximo, en tanto que el definitivo se conocerá un mes más tarde.

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search