SE ANTICIPO LA VEDA EXTRAORDINARIA DESDE EL RÍO COLORADO

 In Prensa

12-ZONA-RIO COLORADO

La medida se adoptó en virtud de que las últimas lluvias otorgaron un importante aporte de humedad a la zona del valle bonaerense. A partir de hoy se irán disminuyendo las erogaciones desde el dique Casa de Piedra. David Roldán / droldan@lanueva.com

A partir de las 9 de hoy comenzarán a cerrarse, paulatinamente, las compuertas en el dique Casa de Piedra, como parte del anticipo determinado para la veda extraordinaria que tendrá el riego aguas abajo de esa represa.

La decisión fue comunicada por las autoridades del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), según lo avalado por las provincias integrantes del organismo y en un acuerdo con las áreas bajo riego.

En consecuencia, se anticipa considerablemente la fecha de esta operatoria que el año pasado se produjo el 22 de abril.

En principio se había pensando iniciar este proceso el día 17, pero ahora se adelantó para hoy, como consecuencia del aporte que otorgaron a la cuenca las intensas lluvias producidas en los últimos días.

Las maniobras para alcanzar la erogación correspondiente a la veda empezarán hoy, cuando a las 9 se reduzca de 45 a 40 metros cúbicos; a las 11 pasará a 35 metros; mañana, primero será de 35 a 30 y luego de 30 a 25 y, finalmente, el sábado, a la mañana se disminuirá de 25 a 20 y, de 20 a tan sólo 15 metros cúbicos por segundo.

“Este caudal se mantendrá durante todo el período de veda, salvo que situaciones excepcionales justifiquen alguna variación”, comentó ayer a este diario el ingeniero Fernando Andrés, gerente técnico del Coirco.

Admitió que la fecha de final de ciclo del 17 de abril se había comentado en el seno del Coirco en febrero, cuando se admitió un error de entre el 17 y el 18 por ciento en los pronósticos de deshielos elaborados.

Según el ingeniero Andrés, la fecha de hoy no fue antojadiza, pues se estimó que era necesario otorgar un tiempo más a todos los sectores involucrados.

Esto incluye, por ejemplo, la necesidad de programar trabajos en determinadas áreas ribereñas, en especial en aquellas donde se toma agua para el consumo humano (Gobernador Duval, Pichi Mahuida, Río Colorado y Pedro Luro, entre otras).

Ello implicará, también, una reconsideración de los procesos de potabilización, pues el agua llegará con mayor turbidez e, inclusive, un mayor índice salino por el bajo caudal circulante.

“Esta veda implica un cambio en el concepto del río. Antes, achicar 5 metros cúbicos por segundo no significaba mucho. Hoy, con el escaso caudal, representa que se pueda pasar de ser un río a un arroyo”, comentó Andrés.

Puntualizó el funcionario de Coirco que la decisión determinará la interrupción de la generación energética en Casa de Piedra.

Por lo tanto, las áreas próximas al dique que se abastecían de la central (como la villa o Gobernador Duval) tendrán que comprar la energía al sistema interconectado. El ingeniero Andrés destacó la forma en que se ha ido recuperando el nivel del lago, que venía prácticamente en caída libre en los últimos meses.

El 4 de este mes, descendió a una altura de 270,72 metros sobre el nivel del mar. A partir de ahí se inició el proceso inverso y el flujo mayor se produjo después de las intensas lluvias de los últimos días, cuando se pudieron sumar (al menos hasta ayer) 75 centímetros.

Con el remanente de agua que pueda quedar por arribar al lago, es muy probable que se llegue a 271,72 metros, con lo que se estaría en el mismo nivel en que se inició el período de veda en 2013, significó Andrés.

Queda por delante ver qué puede pasar en el próximo invierno, existiendo la esperanza de que se corte el proceso de sequía imperante en los últimos siete ciclos.

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search