UN AÑO COMPLICADO PARA LA CUENCA DEL RIO COLORADO

 In Destacados, Noticias

Llegamos al final de 2016 en medio de un año complicado para la cuenca del río Colorado.

En primer lugar, por la escasez de nieve en las nacientes, lo que obligará a utilizar reservas del embalse Casa de Piedra para cubrir las demandas de riego.

Esto derivará en una pérdida de parte del agua que se había podido acumular en un invierno con un poco más de nieve, pero sobre todo, por la baja en el consumo durante la temporada 2015/16 por buenas precipitaciones.

Desde el punto de vista de la operación y mantenimiento del sistema de riego y drenaje, se puede decir que fue un año en el que se cumplieron los objetivos propuestos, al aprobarse el plan de trabajos y el presupuesto del canon de riego.

El año 2016 se puede dividir en dos partes.

El primer semestre, que corresponde a la finalización del ciclo 2015/16, fue muy beneficiado por las buenas precipitaciones en la región, por lo que el recurso hídrico, como elemento complementario para los cultivos, pudo cubrir todos los requerimientos.

En el segundo semestre se inició un ciclo con condiciones climáticas más adversas, tal vez normales para la región y la época, con temperaturas elevadas y vientos fuertes, lo que hizo que la demanda de riego fuera mayor.

Hasta ahora se ha podido cumplir con los requerimientos, con ciertas restricciones, a pesar de la situación crítica de la cuenca, como señalábamos, por la escasez de nieve en la alta cuenca y pocas reservas en Casa de Piedra.

Puede decirse, también, que ha sido un año complicado por las relaciones interprovinciales dentro del seno del Coirco, tras la actitud tomada por la provincia de La Pampa, de abrir nuevamente el tapón de Alonso, que puso en riesgo las producciones del valle bonaerense y de la provincia de Río Negro.

Si bien parte de los argumentos son entendibles y los compartimos, como la necesidad de la formación de un Comité de Cuenca del río Desaguadero, no estamos de acuerdo con la forma de presionar ni de determinadas actitudes adoptadas por el gobierno pampeano.

En virtud de ello, tanto Buenos Aires como Río Negro tuvieron que emprender demandas contra La Pampa ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para volver a adecuar las obras de regulación del río Curacó realizadas, en conjunto, en la década del 80, por las provincias de La Pampa, Río Negro y Buenos Aires.

Para el año 2017 vemos como perspectiva que el clima podría volver a su normalidad en materia de temperaturas y precipitaciones.

Si la superficie cultivada sigue en aumento, generará una demanda hídrica mayor a la de los últimos ciclos.

Frente a este panorama, está claro que habrá que seguir trabajando, poniendo mucho énfasis en el uso eficiente del agua de riego, mejorar la conducción de los canales y la aplicación del agua en las parcelas.

En este sentido, Corfo ha iniciado el proyecto de impermeabilización de canales, apoyado por la provincia de Buenos Aires, a través del ministerio de Agroindustria, y del Prosap.

Constituye un primer paso en un camino que apunta al futuro de la región a través de una conducción eficiente del agua y el máximo aprovechamiento de un recurso que es cada vez más escaso.

También a través del área de Desarrollo, Corfo trabaja en varias líneas para mejorar la eficiencia en la aplicación del agua de riego a los cultivos y buscando un aprovechamiento más favorable del agua.

En estos temas se utilizan distintos sistemas de riego y se usan herramientas como revestimiento de acequias internas, construcción de reservorios, etc.

Asimismo, se implementan técnicas como el sistema de siembra directa, manejo de materia orgánica en el suelo y recuperación de la estructura de los suelos, entre otros, como herramientas que permiten aumentar sustancialmente la eficiencia del uso del agua de riego.

riocolorado

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search