UN BUEN RENDIMIENTO DE CEBOLLA COMIENZA CON UNA SEMILLA DE CALIDAD

 In Noticias

 

Al adquirir semilla de cebolla verifique con un análisis de laboratorio que el poder germinativo no sea inferior al que figura en el rótulo de la bolsa o recipiente.

Por los ingenieros agrónomos Juan Renzi y Omar Reinoso/INTA Hilario Ascasubi.

Conocer la calidad de semilla de cebolla dos a tres semanas antes de la siembra es un aspecto clave para lograr una buena implantación del cultivo.

En los análisis de laboratorio la calidad de la semilla está definida básicamente por la pureza de la muestra, el peso unitario de la semilla y el porcentaje de plántulas normales expresado como Poder Germinativo.

La comercialización de semilla de cebolla en el valle bonaerense del río Colorado requiere que el productor esté atento a la calidad de la semilla que adquiere.

El régimen de comercialización actual establecido por parte del Instituto Nacional de Semilla (INASE) permite la venta de semilla identificada nominada, es decir con denominación de la variedad.

No existe un límite inferior de poder germinativo, por lo tanto el PG del lote de semilla que adquiere debe figurar indefectiblemente en el rótulo de la bolsa o recipiente. Corrobore, mediante un análisis de germinación, que los valores sean los correctos.

El Poder Germinativo es el parámetro más sensible e importante para lograr establecer un cultivo rentable.

Asimismo, el costo del análisis es insignificante en relación al precio actual de la semilla y al total de los costos de producción del cultivo.

En los análisis de germinación que se realizan en el laboratorio, las semillas se evalúan en condiciones óptimas de temperatura, humedad y luz.

De esta forma el comportamiento de las semillas en la cama de siembra dependerá no solo de su PG, sino también de la eficiencia de siembra y las condiciones ambientales, entre otros factores.

La semilla de cebolla se caracteriza por perder rápidamente su PG durante el almacenamiento.

Es por ello, que frente a un stock de semillas de campañas pasadas es prioritario analizar su germinación previo a la siembra, para evitar una merma en la densidad de plantas y una des-uniformidad del cultivo establecido.

Antecedentes previos determinan la importancia de utilizar semilla de cebolla con valores de PG superiores al 70 y 80% dependiendo del sistema y dosis de siembra, como punto de partida para incrementar las posibilidades de mejorar la eficiencia en la implantación y la productividad del cultivo.

Compensar un valor de germinación menor al 70% con una mayor dosis de siembra (kg ha-1) puede afectar notoriamente la uniformidad de distribución y reducir significativamente el rendimiento a cosecha.

NOTA: Sobre este tema disertó el ingeniero Juan Renzi en el marco de la décima edición de la Fiesta Provincial de la Cebolla.

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search