UN DIA DE REUNIONES CLAVE PARA EVITAR LA SALINIZACION DEL RIO COLORADO

 In Destacados, Noticias

Distintas reuniones que tendrán como sede la ciudad de Buenos Aires podrían ser el punto de partida para evitar los riesgos de salinización que hoy presenta el río Colorado.

Los encuentros se cumplirán entre la mañana y la tarde y tendrán a diferentes protagonistas que pretenden encontrar el camino de una negociación conjunta a los frentes de conflicto que se han abierto y que podrían terminar afectando a nuestra región si es que el río Curacó termina aportando caudales al Colorado, como ya ocurrió en 2007.

Trascendió que por la mañana habrá un diálogo entre representantes de las provincias de Buenos Aires, Río Negro y La Pampa, buscando un acuerdo para frenar el avance de las aguas que, desde los ríos Atuel y Desagüadero, ya ingresaron al territorio pampeano.

En otro cónclave trascendente estarán, frente a frente, los gobernadores de La Pampa, Carlos Verna, y de Mendoza, Alfredo Cornejo, respondiendo a la convocatoria del gobierno nacional a través de la subsecretaría de Recursos Hídricos.

A esta altura de las circunstancias, La Pampa ya no se conforma con un escurrimiento permanente de las aguas del Atuel hacia el suelo pampeano, sino que busca la conformación de un comité de cuenca para efectuar un manejo coordinado de las aguas de aquel río cordillerano.

Finalmente, y también a instancias del gobierno nacional, se reunirán los representantes de las provincias que forman la cuenca del Desaguadero-Chadileuvú-Salado-Curacó, con vistas a acelerar la creación de otro comité.

El conflicto por el río Curacó se desató días atrás, en Buenos Aires, cuando inesperadamente, en una reunión del Coirco, el secretario de Recursos Hídricos pampeano, Javier Schiegel, anticipó que La Pampa no haría nada para interrumpir el escurrimiento del Curacó, con lo que sus aguas, con altísimo tenor salino, podrían terminar afectando las que hoy lo hacen por el río Colorado.

A partir de esta novedad, se disparó la alarma en las provincias de Río Negro y Buenos Aires, como consecuencia del riesgo que se presentaría para las localidades que utilizan las aguas del Colorado para consumo humano (Río Colorado, La Adela -pampeana-, Pedro Luro, Juan A. Pradere y Villalonga, entre otras), así como las zonas productivas de las colonias Juliá y Echarren y Reig, en Río Colorado, y las 140 mil hectáreas del área de Corfo.

La preocupación en el valle bonaerense se puso de manifiesto en una reunión realizada el lunes, en Hilario Ascasubi, a instancias de la municipalidad de Villarino, Corfo Río Colorado y el Consorcio Hidráulico.

En la ocasión, se informó de la situación a los distintos sectores de los distritos de Villarino y Patagones, anticipándose la posibilidad de una salida en los encuentros a cumplirse hoy, en Buenos Aires.

De no haber acuerdo, seguramente el tema será analizado mañana jueves, en ocasión de la presencia de altas autoridades del ministerio de Agroindustria bonaerense al valle bonaerense y el posterior encuentro de los intendentes del sudoeste bonaerense, en Carmen de Patagones, con asistencia del titular de esa cartera, Leonardo Sarquis.

El panorama hoy muestra que las aguas del Salado ya sobrepasaron La Reforma, población del centro/norte pampeano.

Si bien el Atuel ingresaba a La Pampa con 17 metros cúbicos por segundo y el Desaguadero con 14, el caudal se reducía luego más de la mitad, pues hay muchos sectores bajos que comenzaron a inundarse lentamente.

De continuar el ritmo actual, se suponía que el agua llegaría al “Tapón de Alonso”, al sur de Puelches, en el transcurso de dos a tres semanas.

Por lo tanto, el agua continuaría a través de los amplios caños allí existentes, liberados en los últimos días por disposición del gobierno pampeano, hasta llegar, por el Curacó, al río Colorado, originando la tan temida salinización.

57aa5aece86f0_large

57aa5b475583a_medium

 

 

 

 

 

 

David Roldán/La Nueva.

Print Friendly, PDF & Email

Start typing and press Enter to search

Abrir chat
Hola, 👋
¿En que podemos ayudarte?